ORANGE SANDALWOOD

ORANGE SANDALWOOD

10/31/2010

By the Watermill



I saw you
 you amazed me
  Yes, to you I am talking
 A gracious miracle you perform
     without even attracting attention
 receiving the river that keeps you running 
      swinging oblivion, perpetual motion
              mesmerized I watch you,
  eyes helplessly drawn to you
your humble satellites they are 
         chasing your majesty
   breathing your peace

For I am myself
                         your river

PUERTAS



George Harrison - Behind That Locked Door 


Why are you still crying?
Your pain is now through
Please forget those teardrops
Let me take them from you

The love you are blessed with
This world's waiting for
So let out your heart, please, please
From behind that locked door

It's time we start smiling
What else should we do?
With only this short time
I'm gonna be here with you

And the tales you have taught me
From the things that you saw
Makes me want out your heart, please, please
From behind that locked door

And if ever my love goes
If I'm rich or I'm poor
Please let out my heart, please, please
From behind that locked door

From behind that locked door

10/29/2010

DELAY


Aquí, es en esta ventana
de traviesa celosía
donde juego y mascarada
donde luz intensa y sombra
se acicalam y se anuncian
se presentan y declaran

Por esta ventana amiga
entró como sin aviso
un rayo de luz perdida

(luz cansada de prisas
o de llegar la primera
lenta me besó en la cara)


Luz perdida y encontrada,
pródigo fruto del tiempo...!

No continuará su viaje,
se enraizará en mi ventana,
me encenderá, si la llamo,
los arreboles del alma.

10/28/2010

LLAMENME ESCEPTICO SI QUIEREN


No sé por qué, pero las figuras de Diostodopoderoso y de Supermán han cohabitado desde la infancia en mi imaginación. Que ningún fervoroso creyente piense por favor que es falta de respeto, porque seria un craso error. Todas las personas que me conocen saben que siempre he tenido gran admiración por toda la corte celestial de superhéroes. No sólo admiración, sino asombro, pasmo, estupefacción, algún estupor, y asaz fascinación. Si me apuran, lo elevo al encandilamiento o deslumbramiento, al desmedido entusiasmo, en ocasiones éxtasis y hasta principio de aturdimiento. Si no tengo un altar dedicado a Supermán en mi casa es por falta de espacio, o de lugar.

No, mentira, estaba siendo irónico, sarcástico o cáustico. La verdad es que el grandísimo cornudo nunca vino en mi auxilio, cuando me asaltaban los gitanillos de mi pueblo, día sí día no. Quizá mi pueblo no salía en su GPS, o tenía algún recelo de actuar contra malhechores no estrictamente caucasianos o afro-americanos. O entonces ... (ta-cháaan, salto en el vacío) quizá después de todo, SUPERMAN TALVEZ NO EXISTA, EN REALIDAD. 

Ni se imaginan cuánto me cuesta decir esto. Hasta hace pocos años, la mera sospecha de que Supermán no existiese me dilaceraba el alma, y también me la laceraba y me la despedazaba. Me quedaba hecho una penica. Para mí el camino hacia la descreencia fue una senda labrada de espinas, o de pinchos, chinchetas o tachuelas.

Todavía hoy, escéptico asumido, cuando la desgracia o contrariedad bate a mi puerta, todavía me vienen las letanías escondidas en mi cerebro reptiliano: "Que Supermán me asista!" O por lo menos que me acuda, me auxilie, socorra o ayude. Si no es mucho pedir o reclamar.


 




10/27/2010

THANKS GIVING



Thanks to you
among some other valuables influences
in this second
            (oh so recent)
                                life of mine,

I’m becoming
(and I’ll say this in the most humble spirit)
the ultimate appreciator of Beauty

I say this    
so that you know it

10/26/2010

IMAGINATE, M'HIJO, IMAGINATE



Sigo con lo de las cosas bien hechas, qué manías me entran. Y hoy me dió por indagar en  lo feo, lo triste, lo nefasto. 
Ya sé que para darnos un buen bajón basta una ojeada a ese telediario que tan primorosamente nos preparan, pero igual es bueno diferenciar. Hay depresiones buenas y menos buenas. Claro que no hablo desde el ángulo clínico sino desde el estético. 
Cantar lo feo, lo rudo, sin dulcificar, es un negocio jodido, tal como hacer un retrato bello de una naturaleza muerta bien descompuestita. Más fácil es pintar florecitas, y si no prueben ustedes mismos. 


 
Cuando tu infancia se desvanezca, cuando tu cuerpo crezca.
Cuando al hablar de modo indebido te sientas atrevido.
Cuando te estés independizando, cuando estés trabajando.
Cuando por no estar muy bien vestido te sientas inhibido.
Imaginate, m´hijo, imaginate...

Cuando admires bolsillos ajenos, cuando te sientas menos.
Cuando abusen de ti un día, cuando te estén utilizando.
Cuando un día llegués a entusiasmarte, cuando estés por casarte.
Cuando en alguna casa de citas te reventés la guita.
Imaginate, m´hijo, imaginate…

Cuando en tus labios se imprima un tango, cuando estés sin un mango.
Cuando al no poder comprarte un saco, soñés con un atraco.
Cuando arrugue tu voz el tabaco, cuando te pongas flaco.
Cuando en la cama con un Mafalda, ella te dé la espalda.
Imaginate, m´hijo, imaginate…

Cuando el aguinaldo hayas cobrado, cuando estés embalado.
Cuando hagas horas extras de noche para comprarte un coche.
Cuando de luchar estés cansado, cuando te hayas gastado.
Cuando tus sueños se hagan pedazos y te duelan los brazos.
Imaginate, m´hijo, imaginate...

Cuando tu mirada se humedezca, cuando algo en ti perezca.
Cuando te sumerjas en los vasos y llores tus fracasos.
Cuando algún día estés recordando, cuando estés meditando.
Cuando una vez digas a tu hijo: “Imaginate, m´hijo...”
Imaginate, m´hijo, imaginate…

LEO MASLÍAH
(Uruguay, 1954)

10/24/2010

WORDS OF WISDOM



En estos días, descubro com frecuencia la moldura engañosa de las palabras. Una orla hedionda de suciedad que el tiempo depositó en ellas. Las palabras sufren el acumular de sentidos, de usos, hasta de apariencias. Herrumbres posadas en ellas durante siglos las tornan seres intemporales, criaturas ancestrales y modernas.

Pobres palabras, también son ellas víctimas pacientes de usos deleznables, que las violan, que las contaminan. Las blanquean, se dice, aunque en la verdad lo que hacen es llenarlas de mugre. Por eso es necesario lavarlas bien lavaditas las palabras, antes de usarlas, si uno no quiere quedarse como el hollín también. Uno no quiere decir “libertad”, por ejemplo, sin estar muy consciente de los muchos dictadores y negreros que la usaron antes. Y así pasa com tantas otras.

Palabras. Las de los otros, también las mías. Me descubro mirando las bocas abriendo y cerrando, chorreando engaño, confundiendo, y confundiendose. No hablo apenas del embuste propositado, sino de toda esa epopeya vana  que, por no salir de dentro, poco o nada vale. De repente, detesto dichos y refranes, frases hechas, convenciones, sabidurías populares enlatadas, concebidas para ocupar el lugar del pensamiento, de la  comunicación.

Proferir no es comunicar, no es ni siquiera hablar. Por eso, en estos dias, miro los bustos parlantes y todo lo que quiero es durar en un silencio profundo, apenas acariciado por aquellas voces que dicen lo que sienten, lo que piensan. Que usan las palabras como flores y no como monedas ennegrecidas. Como Marion.

LÁGRIMAS DE RON



Al oír cosas así, uno se queda con la sensación doblemente ácida, de que ya no se hacen cosas tan bien hechas. La acidez doble deriva del hecho de  a) la observación ser deprimente, porque hace del mundo un lugar sórdido, donde la belleza apenas habita en los museos, y b) la decadência del pensamiento en sí, que convierte a su autor en un carcamal incapaz de ver la eterna renovación de las formas y de los talentos.
Pero ahora oigan y diganme si no es verdad. Si se atreven. Les espero bebiendome una copita.






Lástima, bandoneón, mi corazón
tu ronca maldición maleva...
Tu lágrima de ron me lleva
hacia el hondo bajo fondo
donde el barro se subleva.

¡Ya sé, no me digás! ¡Tenés razón!
La vida es una herida absurda,
y es todo todo tan fugaz
que es una curda, ¡nada más!
mi confesión.

Contame tu condena,
decime tu fracaso,
¿no ves la pena que me ha herido?
Y hablame simplemente
de aquel amor ausente
tras un retazo del olvido.
¡Ya se que me hace daño.
¡Yo sé que te lastimo!
llorando mi sermón de vino!
Pero es el viejo amor
que tiembla, bandoneón,
y busca en un licor que aturda,
la curda que al final
termine la función
corriéndole un telón al corazón.

Un poco de recuerdo y sinsabor
gotea tu rezongo lerdo.
Marea tu licor y arrea
la tropilla de la zurda 
al volcar la última curda.
Cerrame el ventanal
que arrastra el sol
su lento caracol de sueño,
¿no ves que vengo de un país
que está de olvido, siempre gris,
tras el alcohol?...

10/20/2010

EN MIS OJOS



Saber mirar, es lo que añoro hoy. Acudo a mi memoria para evocar, para convocar... Gentilmente acciono manivelas, ensayo trucos, resucito ensalmos. 

Saber mirar es arte, claro; más diria: es puntería, juego y acertijo. Las cosas, aquellas que importan, no están donde se las espera, no. El buen mirador deplora probabilidades. Antes, explora ángulos, desvía sencillamente su mirar por vectores próximos, por bucles escondidos. El buen mirar es recatado y sinvergüenza, a la vez.

El buen mirar no es juego para codiciosos ni para glotones. Pide generosidad del alma, y una relación afable com la vida (aquel que apenas busca no siempre encuentra; encuentra el que, buscando, se ofrece al objeto buscado). 

Mirar, buscar, es ofrenda, antes de ser hallazgo.

Cuando el buen mirar es coronado de êxito, el mirador sabe inmediatamente. El efecto es una lluvia fina que nos sosiega, y un detener del bruto tiempo. En un segundo inmóvil, cien cosas pasan, a nuestros ojos ofrecidas como en una tómbola de forma y color. No solo las vemos, también las sentimos y las amamos. Ellas se funden, se combinan, y el mundo parece rebosar de coincidencias inexplicables. 

El buen mirador no se asusta, antes festeja gozoso el fruto caleidoscopico de su mirar, resistiendo toda tentación de explicación a través de la mística o la religión.

Saber mirar, es lo que añoro hoy.






10/19/2010

LUZ




Como luz que ciega el tiempo,
que lo dobla y lo retuerce,
que lo abrasa, que lo humilla,
que lo templa y martillea

Así eres, resplandor y hoguera
plata fundida que detiene
la dentada rueda  que nos come,
el torno vil que nos desmiembra

Consolado en tu mirada
me aventuro en sombra amena,
por ti rescatado del tiempo
           
Regocijado y radiante
                     me desgrano en arboledas

10/11/2010

WHERE THE HECK DO THINGS GO?





Exactly!
Where do things go?
Where do we go?
I’ve heard a million trashy explanations
they all lack elegance and sense of truth

the Heaven/Hell stuff
/come on you,
 think a bit harder/

Then matter degrades through time
/yes, I can buy that,
but where the hell is poetry gone?/

Then some say we stay in our loved ones’ memories
/which is nice but it’s sad,
and a burden for their hard disks too/

SO
I begun to think
I inspected my mirror (me my mine)
I saw raindrops on my window

                EUREKA

Wrinkles, lines!!
(carved in us all
by Time
or wrinkles of Time itself
like a bed rock of seashells)

SO

I finally reach an explanation
to my satisfaction:

Things (we) don’t go
They (we) haven’t even moved at all
ever
Like animals keeping warmth
we hide in a wrinkle of time
There we find comfort and permanence

When you come to think about it
It makes perfect sense since
wrinkles
    do
        not  
               fade


10/05/2010

I WILL : ))

Ctrl + alt + delete



You vanish by an act of will
everyday your absence
slow meticulous insidiously
/carving my insides/
/tearing my flesh/

(yes by deleting yourself you made me hollow)

Words that were not spoken
keep buzzing around me
(annoying filthy bastard blind wordy bugs)

In that hole, through it
memory lives, memories pass
but





the lapse was never so wide
the fog was never so dense
the lag was never so felt
/the delay hurts/


I must feel you, since I can’t see you
I miss your radiance the same way  
I’d miss a star’s in the city bright night

A voice tells me:
 /go down you Blind,
descend to the pitch-black darkness,
perhaps then you’ll see it/

So hopeful I look up
wishing for that beam
to cross my eyes’ path
brighting my sight
before its last desire
is spent
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...